Somos lo que somos porque fuimos lo que fuimos…

¿Qué relación guarda nuestra evolución con la rehabilitación motora tras un daño cerebral?

Somos lo que somos porque fuimos lo que fuimos… y en lo que somos permanece lo que fuimos. En otras palabras, nuestra locomoción bípeda es el resultado de la evolución a partir de una locomoción cuadrúpeda, posiblemente arboricora (no terrestre). Estos patrones ancestrales permanecen en nuestra genética y constituyen la base de nuestra actual motricidad.

En relación a la frase que recoge esta idea, pensaba que se trataba de una frase original que reflejaba el alma de este Blog, pero al introducirla en google resulta que alguien ya la había pensado y formulado antes que yo. Ignoro si con el mismo sentido, pues Arturo Peréz Reverte a quien se le atribuye con más entradas en internet parece que le da una connotación histórica.

Lo que viene a ser, si no me equivoco, una crítica a nuestra forma, como españoles, de entender la política desde al menos el siglo XVI. Esto es, nuestra idiosincrasia latina y por tanto pasional, pícara y envidiosa, viene a ser lo que justifica que seamos como somos, puesto que en nuestro acervo cultural vienen impresas estas características cultivadas en un pasado remoto. Su amplia generalización entre la población española (según Reverte), constituyen un signo propio y distintivo de identidad nacional.

La segunda se atribuye (en internet ) a Aristoteles, pero la pongo en seria duda, ya que la he encontrado en Twitter y no aparece en ninguna de las webs dedicadas a este filosofo. Otra razón de peso para dudar de su «paternidad» es que la concepción de la evolución de Aristoteles era el fijismo, es decir las especies habían sido creadas tal y como son, y no a partir de la evolución de otras especies. Por tanto, aunque fuese suya, el sentido evolucionista parece no ser la diana de su pensamiento.

¿Por qué esta frase como lema de este blog?  Simplemente porque resume y aglutina todas la ideas, pensamientos y argumentos que van a impregnar este Blog.

Es decir, hablamos de genética de la motricidad humana pero fundamentalmente de epigenetica como son los factores internos o externos que han influido e influyen sobre la expresión de los genes, dando lugar (cuando las circunstancias así lo han propiciado) a dramáticas transformaciones de nuestro genotipo a lo largo de nuestra linea evolutiva.

En este sentido advierto al lector de que disiento profundamente de la linea Darwinista de la evolución, basada en la competencia entre especies y la supervivencia del más apto, conocida como selección natural. No se trata de creencia, sino de la enorme acumulación de evidencia en otra dirección (denostada por la ciencia en otra época) y que toma nuevos bríos a la luz de los nuevos hallazgos científicos: la epigenetica, antes conocida como Lamarkismo, o herencia de los caracteres adquiridos.

Que papel juega la terapia Vojta en nuestra evolución? 

Antes de responder a esta pregunta habría que dirigirse a la explicación de qué es la terapia Vojta, pero en resumen puedo decir que los patrones motores reflejos que se obtienen al trabajar con esta terapia son un producto de lo que hemos sido en el pasado. No se trata de patrones atávicos, puesto que sus contenidos cinesiológicos se expresan como patrones básicos y universales de nuestra conducta motora como especie.

Es decir, la terapia Vojta o más en concreto su esencia: los patrones innatos que componen la denominada Locomoción refleja, representan los «fósiles» de la función motriz imprimibles en el fenotipo del Homo sapiens y por tanto «fósiles actualizados». Estudiarlos en vivo, bajo el prisma de la evolución humana nos dan una pauta similar a la que ofrece a un paleoantropologo un fragmento de hueso fósil de un antepasado.  Se trata de una perspectiva completamente nueva y nunca antes planteada, a la que te invito a zambullirte tanto si eres un apasionado de la evolución como si procedes del ámbito de la rehabilitación neurológica.

 

 

 

Acerca de Evolución humana y Terapia Vojta

Este Blog nace de la fusión de dos materias aparentemente independientes: La evolución de nuestra especie y la terapia Vojta en calidad de contenedor de los "fósiles" de la función motriz, como son los patrones de Locomoción Refleja descubiertos por Vojta. Contemplar estos patrones bajo el prisma de la evolución, y viceversa, constituye el propósito de este Blog.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones sobre la terapia Vojta. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s